animales-calle

Es muy común ver en nuestras ciudades ver perros y gatos que viven en la calle en condiciones miserables y corriendo muchos riesgos de maltrato y muerte. ¿Por qué hay animales viviendo en la calle y no en familias? ¿Qué podemos hacer para ayudarlos?

Primero, debemos tener presente cuáles son las causas de que haya tantos animales sufriendo en las calles:

1. La venta y compra de animales: los animales no son cosas, por lo tanto, no deben ser puestas en venta. La explotación a los animales para reproducirlos y lucrar con ellos no solo les causa sufrimiento sino que contribuye con la reproducción geométrica y alarmante de estos animales, que no encontrarán hogar. Culpables directos de esta situación son los criadores, las tiendas de mascotas, los vendedores ambulantes, y las personas particulares que lucran con las camadas de sus perras y gatas.

2.- La falta de adopciones: muchos animales en los albergues están años sin encontrar una casa. Esto debido a la preferencia de la gente por animales cachorros y de “raza”. Lamentablemente, este racismo y preferencia causa la muerte de millones de animales al día en los albergues de todo el mundo. No podemos condenar a la muerte a los perros y gatos solo por nuestras preferencias. Así como hemos desterrado el racismo entre los seres humanos, también debemos hacerlo con los animales. Un animal mestizo o de raza, cachorro o adulto, todos son capaces de darte el mismo amor.

3.- La falta de campañas de esterilización gubernamentales: para detener la sobrepoblación, los municipios deben implementar campañas masivas de esterilización. Mientras tanto, tú puedes ayudar al esterilizar a tu animal de compañía. Recuerda que cada animal puede llegar a tener miles de cachorros durante su vida, si es que no es esterilizado.

4.- El abandono de animales. La irresponsabilidad de la gente hace que ante la menor dificultad, abandonen a su animal de compañía en la calle, con lo cual no solo cometen un acto de extrema crueldad contra ese animal, sino que agravan el problema de sobrepoblación en las calles.

¿Qué podemos hacer?

1.- Nunca compres un animal, ni siquiera por pena. La única manera de acabar con este cruel negocio es parar la demanda. Aconseja a otros que adopten en vez de comprar.
2.- No discrimines. Adopta sin fijarte en la edad, el tamaño o la raza. Educa a tus contactos sobre este tema. Recuerda que en el caso de los animales, estas preferencias MATAN millones de animales que no son adoptados.
3.- Esteriliza a tu perro o gato. Y convence a otros que hagan lo mismo. También, puedes organizarte con tus vecinos para exigir a tu municipio que enfrente este tema efectiva y éticamente mediante campañas de esterilización.
4.- Nunca abandones a tu animal. Denuncia los casos que sepas de abandono. Concientiza.
5.- Organiza a tu vecindario para exigir a tu municipalidad campañas de esterilización con la finalidad de controlar de forma ética el crecimiento de la población animal. Recuerda que es a las municipalidades a quienes les corresponde controlar la tenencia responsable de animales de compañía y una forma de hacer es poner al alcace del vecino, el servicio de esterilización para los perros y gatos del distrito.

Revisa más en la web perrosygatos.pe