trafico-animalEl tráfico de animales silvestres

El comercio ilegal de la vida salvaje constituye un inmenso mercado negro de 10 000 millones de dólares por año, superado sólo por el tráfico de drogas y armas. Se matan, capturan y comercian cruelmente millones de animales silvestres en este oscuro comercio.

La mayoría de animales extraídos de sus hábitats mueren en el trayecto y la reintroducción a ellos es casi imposible. El ingreso de un animal silvestre a la ciudad es su CONDENA, ya que vivirá el resto de su vida en una jaula de un zoológico o como “mascota” en un lugar donde ningún humano podrá darle la calidad de vida que hubiese tenido en la naturaleza, sin poder mostrar su comportamiento natural, lo que le provocará estrés y auto mutilación.

¿Qué hacer?

- Nunca compres un animal silvestre, ni por lástima. Tu compra contribuirá a que se sigan cazando animales para seguir comercializando con ellos.

- Si quieres vivir con un animal, adopta un perro o un gato. Los animales silvestres no son “mascotas”, deben vivir en su hábitat para cumplir su rol en la naturaleza.

- Controla tu uso de papel y madera. Muchos bosques son destruidos para la obtención de la madera, dejando sin hogar a muchos animales.

- Hazte voluntario de los centros de rescate de animales. Amazon Shelter cuenta con un centro de rescate de animales silvestres provenientes del tráfico ilegal en Tambopata. Iniciativas en Lima como el zoológico del Colegio el Buen Pastor y el Camposanto Ecológico de la Policía son dignos de imitar. Visita la página www.amazonshelter.org y entérate como puedes apoyar.